CONSEJOS PARA EL USO DEL CINTURON DE SEGURIDAD

Publicado en por SEGURIDAD VIAL DRTC-A

 

El cinturón de seguridad puede salvar tu vida.

 

   El cinturón de seguridad es la herramienta más eficaz en la prevención de las consecuencias de accidentes de tránsito.


   Por ello es que muchos países, incluido Perú, han establecido la obligación legal de su uso.


   Pero más allá de la 'obligación legal', el uso de cinturón de seguridad, para todos los pasajeros de un vehículo, en forma permanente, tiene sentido aunque se trate de desplazamientos muy cortos, tanto en zonas urbanas como no urbanas. Cabe recordar que nueve de cada diez accidentes ocurren en zonas urbanas.

 

¿Por qué es tan importante el cinturón de seguridad?


   Para comprender la importancia del cinturón de seguridad es necesario saber qué ocurre dentro del vehículo durante un accidente. En realidad se producen dos impactos: el primero es el choque o colisión como tal, y el segundo, producido como reacción, es el choque de los ocupantes del vehículo con el vidrio del parabrisas, e incluso fuera del auto. Este segundo impacto es el que causa las lesiones, o la muerte. Las estadísticas demuestran que una persona despedida fuera del vehículo tiene 5 veces más probabilidades de ser muerta que aquélla que permanece en el interior del vehículo.


¿Por qué sucede esto?


   Porque al estar dentro de un vehículo, sus ocupantes se desplazan, sin sentirlo, a la misma velocidad que él. En un choque o colisión el vehículo se detiene inesperada y violentamente por el primer impacto, mientras sus ocupantes siguen "viajando" a la misma velocidad original que se desplazaban; ninguna fuerza actúa sobre ellos para detenerlos, hasta que se estrellan contra el volante, los vidrios o el panel de instrumentos; éste es el segundo impacto. Un golpe de este tipo yendo a sólo 50 km/hr equivale a caer de boca desde el segundo piso de
un edificio
.



 El cinturón de seguridad protege al individuo porque impide que se golpee y evita así las lesiones causadas por el segundo impacto.

 
   Investigaciones internacionales han demostrado que mientras aumenta el uso del cinturón de seguridad, disminuyen tanto las víctimas fatales como las lesiones a consecuencia de los accidentes de tránsito.


   La siguiente tabla resume los porcentajes de reducción de lesiones por accidentes gracias al uso de cinturón de seguridad:


 

PORCENTAJE DE REDUCCION DE LESIONES EN:

TIPO DE LESION:

CONDUCTOR

PASAJERO

Lesiones al Cerebro

33%

56%

Fracturas de cráneo

18%

18%

Heridas faciales

45%

64%

Lesiones a los ojos

38%

40%

Fracturas faciales

6%

6%

Lesiones a los pulmones

33%

58%


   A nivel mundial se considera que una tasa de uso de cinturón de seguridad del 90% evitará alrededor del 10% de muertes por accidentes de tránsito.


   En consecuencia, el uso de cinturón de seguridad es la medida simple más eficaz para reducir el número de fallecidos y lesionados por accidentes de tránsito.

Si es tan efectivo, ¿por qué entonces la gente se resiste a usarlo? Mitos y verdades.


Existen muchos mitos en torno al cinturón de seguridad, pero son sólo disculpas.


Estas son las 10 disculpas típicas de quienes no quieren usar cinturón de seguridad:


Mito 1. "Si quedo herido en un accidente, el cinturón dificultará el rescate".


Verdad:
Lo que en realidad complica el rescate de las personas heridas son las fracturas múltiples del conductor o pasajeros, producidas al golpearse contra el interior del vehículo. El cinturón se suelta con un simple clic, o se corta.



Mito 2. "Podría quedar atrapado en caso de incendiarse el auto".


 Verdad: La verdad es que los incendios sólo ocurren en un 0.2% de los accidentes, y aunque estuviera en este caso, el cinturón de seguridad evitaría golpes mayores, fracturas y pérdida de conciencia. Una persona fracturada o inconsciente es incapaz de reaccionar y salir.



Mito 3. "Si por el golpe salgo fuera del vehículo, tengo más posibilidades de quedar ileso".


Verdad:
Quien, como consecuencia de un choque o colisión, es lanzado fuera del vehículo y se estrella contra el pavimento tiene 5 veces más posibilidades de morir que aquél que está sujeto con el cinturón.



Mito 4. "Yo tengo la fuerza suficiente como para controlar el vehículo en cualquier momento".


Verdad:
En una colisión, yendo a apenas 20 km/hr, nuestro cuerpo es lanzado contra el volante y el parabrisas con una fuerza que equivale a seis veces el peso del propio cuerpo. Imagínate lo que sucede a velocidades mayores. El cinturón de seguridad nos sujeta y evita que salgamos disparados contra el panel o fuera del auto.



Mito 5. "No creo que efectivamente me proteja".


Verdad:
Estudios internacionales han demostrado que el cinturón de seguridad reduce las consecuencias de los accidentes incluso a altas velocidades. ¿Quién le dice que no salvaría también su vida?



Mito 6. "El uso de cinturón de seguridad es importante sólo en la ruta."


Verdad:
En Perú, más del 75% de los accidentes ocurren en intersecciones; y del total, 9 de cada 10 ocurren en áreas urbanas, y la mayoría dentro de un radio de 40 kilómetros de los hogares de las víctimas.

Por otra parte, el 50% de los fallecidos se producen por accidentes ocurridos en carreteras interprovinciales.



Mito 7. "Como nunca me ha pasado nada, no necesito el cinturón de seguridad".


Verdad:
Un accidente es un imprevisto. En el Perú nos caracterizamos por pensar "que a mí no me va a pasar", pero nadie está garantizado de por vida. Conversa con alguna persona que haya tenido un accidente, probablemente te dirá que nunca antes tuvo uno. Esa es la regla general, quien tiene un accidente, seguramente no ha tenido accidentes anteriores.



Mito 8. "El cinturón de seguridad incomoda y limita movimientos".


Verdad:
El cinturón de seguridad, además de sus ventajas preventivas, ofrece mayor estabilidad y comodidad frente a las curvas y las calzadas en mal estado. Regúlalo de modo que te sientas totalmente cómodo dentro de vehículo.



Mito 9. "El cinturón me ensucia la ropa".


Verdad:
Los cinturones de seguridad son lavables. Es lógico que por falta de uso acumulen polvo. Usándolo lo mantendrá en movimiento y evitará que se ensucie.



Mito 10. "Es complicado engancharlo".


Verdad:
Al comienzo puede resultarte incómodo habituarse al manejo de él. Pero si tu o tu familia sufren heridas y hospitalizaciones o mueren por no usar cinturón de seguridad será mucho más complicado.

COMO USAR EL CINTURON DE SEGURIDAD EN FORMA ADECUADA

Para conseguir una protección eficaz con el cinturón de seguridad, observa lo siguiente:


1. Regulación del asiento


En primer lugar posiciona el asiento y el respaldo de forma que te sientas cómodo.
Recuerda que cada asiento y cada cinturón son para una sola persona.


2
. Movimiento del cinturón


Asegúrate que las correas se deslicen suavemente, que el cinturón no esté torcido y que no frote contra ninguna arista rígida.


3.
Posición


Cuando uno usa algo por primera vez (corbatas, collares, anillos, etc.), por lo general se siente incómodo; el uso adecuado ayuda a eliminar la incomodidad. Ponte el cinturón pasando la correa entre la base del cuello y el hombro, observando que lo sujete firmemente pero no lo apriete. Engánchalo en el dispositivo provisto para esa función al costado de tu asiento, llevarlo suelto o debajo de la pierna NO te reportará beneficios.


4. Enganche


Verifica que al enganchar el cinturón, éste quede correctamente bloqueado.


Qué NO hacer con el cinturón de seguridad.

  • Nunca lo lleves holgado porque la función del cinturón es protegerte.
  • Nunca lo pases por debajo del brazo, porque frente a un impacto no te detendrá eficazmente.
  • Nunca lleves niños sobre las rodillas ni los incluyas dentro de tu cinturón.
  • Nunca inclines demasiado el respaldo del asiento hacia atrás, porque frente a un impacto podrías deslizarte por debajo del cinturón.(Efecto Submarino)


LOS NIÑOS Y EL CINTURON DE SEGURIDAD


Existen varias recomendaciones importantes que deben considerarse con respecto a la protección de los niños:


* En primer lugar, los niños SIEMPRE deben viajar en el asiento trasero del vehículo, exceptuándose solamente aquéllos de cabina simple.


* Los niños que van en el asiento delantero tienen más probabilidades de resultar heridos o muertos que los que van en el asiento trasero.


* SIEMPRE que viajen en automóvil deben ir con protecciones adecuadas, de acuerdo a su peso y su estatura,
según se señala a continuación:


BEBES
:


* Los bebés, desde su primer viaje en automóvil, deben ir en silla de seguridad adecuada, que es la que posee su propio cinturón de seguridad, el que las sujeta desde los hombros hasta la cintura, pasando por el abdomen. La silla debe estar siempre sujeta con el cinturón de seguridad del vehículo al asiento.


La silla debe ubicarse siempre enfrentando el respaldo del asiento, de forma que el bebé mire hacia "atrás".


* Lo más apropiado es que la silla se instale en el asiento trasero del vehículo, de la forma indicada. Si debe situarse en el asiento delantero, debe mantenerse la posición que hace que el bebé mire hacia el respaldo del asiento.


* Si por emergencia el bebé debe ir en brazos del adulto acompañante, éste debe sentarse en el asiento trasero del vehículo.


NIÑOS:


* NUNCA pueden ir sobre las rodillas del conductor o de otro pasajero, tampoco deben compartir un mismo cinturón de seguridad con otra persona.


* Los niños y niñas de hasta más o menos 5 años deben viajar SIEMPRE en el asiento trasero del vehículo, usando silla de seguridad, mirando ahora hacia adelante y correctamente sujeta con el cinturón del asiento.

Una silla de seguridad adecuada es aquélla que trae su propio cinturón, pues de nada valdría que la silla fuera sujeta y el niño pudiera igual salir despedido en caso de un choque.


* A medida que los niños crecen alcanzan estatura suficiente como para sentarse en el asiento trasero del vehículo y usar el correspondiente cinturón de seguridad.

Cuando aún son bajitos, se recomienda el uso de cojines sobre el asiento, para que el cinturón de seguridad pase correctamente entre la base del cuello y el hombro, sin incomodarlos.


* Solamente cuando el niño o niña tiene más de 12 años de edad puede ocupar el asiento delantero, usando SIEMPRE el correspondiente cinturón de seguridad.


¿Cómo deben ser los cinturones de seguridad?


Las normas de seguridad establecen que los cinturones de los asientos delanteros adyacentes a las puertas, deberán ser de tres puntos, es decir una combinación de cinturones abdominal y diagonal, o arnés, y deberán contar con hebillas de seguridad con botón de abertura rápida.


Por último:


   Utiliza el cinturón de seguridad en las vías urbanas e interurbanas. Su uso es obligatorio tanto para el conductor como para el ocupante de asiento delantero, así como ocupantes de los asientos traseros que dispongan de ellos.


    Evita el exceso de equipaje. Lleva sólo lo verdaderamente necesario y colócalo adecuadamente. 


   En ningún caso coloques objetos de forma que impidan la perfecta visibilidad del conductor por el espejo retrovisor interior, colocando la  carga de forma equilibrada dentro del coche.


   Queda prohibido circular con niños menores de 12 años, situados en los asientos delanteros del vehículo salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto.


   El número máximo de personas que pueden transportarse no puede exceder del número de asientos autorizado para el vehículo.


 Conclusión.


   Existen muchas medidas para reducir los accidentes de tránsito y sus consecuencias; sin embargo, el cinturón de seguridad es la más simple, la más económica y está al alcance de todos los conductores y usuarios de vehículos. Depende de ti hacer uso de ella.


   Si  ves que un vehículo se te va a cruzar y tu inevitablemente lo chocarás, a pesar de tu pericia ya será demasiado tarde para protegerte. ¿No te parece que los dos segundos que requiere colocarse el cinturón de seguridad son una inversión valiosa si se trata de proteger tu vida y la de tu familia o amigos?

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post